En las montañas del oeste de Nepal

Caminando cuatro días por zonas desconocidas

 

En el post de Rara Tal ya expliqué lo que me costó llegar hasta el lago, por lo que, teniendo esto todavía muy reciente, me negaba rotundamente a coger otra vez el autobús tres días más para volver por las tortuosas carreteras de montaña. Mis rodillas también se negaban.

bus Nepal
Este es el bus donde pasé dos días enteros subiendo al lago Rara

Después de visitar el lago y descansar un día en Gamghadi, era hora de ponerse en marcha. Había estado buscando por internet alternativas a coger el autobús, pero la única que había era coger un vuelo, cosa que me convencía todavía menos. Un chico alemán que conocí en el hostal (y el otro único extranjero en todo el pueblo) me convenció de volver andando a través de las montañas. Soy fácil de convencer. Esta es la ruta que seguimos:

El primer día hicimos autoestop para subir la cuesta desde el pueblo. Ya la habíamos subido andando el día anterior y no nos apetecía hacerla de nuevo. Desde ahí caminamos hasta Bhulbhulé por la carretera, para luego seguir por un caminito entre las montañas al día siguiente. Este primer día fue bastante sencillo, no caminamos mucho, y la mayor parte del día lo pasamos esperando que un camión atascado en una curva despejara la carretera.

pueblo montañas oeste Nepal
Uno de los pueblos de las montañas del oeste de Nepal

El camino que recorrimos durante los siguientes días lo hacen normalmente personas locales que se desplazan hasta Jumla. De hecho, se puede hacer en un par de días, aunque nosotros nos lo tomamos con muchísima calma y lo hicimos en cuatro. De mientras, nos íbamos cruzando con familias enteras que íban a visitar otros familiares en diferentes pueblos de las montañas.

La segunda noche paramos en Nauri Ghat, un pequeño pueblo, por no decir diminuto, donde cenamos junto a la familia del hostal y dos voluntarios de una ONG que estaban analizando la zona. Durante todo el trayecto nuestra alimentación se basó en la comida nepalí por excelencia, el dal bhat. Consiste en arroz blanco con sopa de lentejas, normalmente acompañado por unas verduras.

Las jornadas no eran demasiado largas. El camino en sí es fácil de seguir, aunque a veces hay alguna que otra bifurcación. Más de una vez tuvimos que preguntar a los niños que jugaban en los campos de marihuana por dónde continuar.

camino montaña oeste Nepal
Camino de piedra que une dos de los pueblos de montaña

Al día siguiente hicimos noche en Chaurlyachaur, pasando antes por un mirador espectacular desde el que se podían ver las altas montañas y el valle de Jumla a lo lejos. Para nuestra sorpresa, Chaurlyachaur no era propiamente un pueblo. O simplemente no fuimos capaces de llegar hasta él antes que anocheciera, pero eso hizo que la experiencia fuera aún mejor. Pasamos la noche en el granero de una granja, situada en medio de un llano, con las vistas del valle de Jumla enfrente y las montañas a nuestras espaldas. Uno de los mejores sitios donde estuve de Nepal.

mirador montañas oeste Nepal
Mirador desde el que se aprecian las montañas nevadas al fondo y el valle de Jumla

 

 

 

granja oeste Nepal
Granja donde pasamos la noche

Después de ver el amanecer entre las montañas y desayunar un te negro orgánico, empezamos lo que sería la última jornada. Al cabo de unas pocas horas llegamos a Jumla.

Jumla es el pueblo más grande de la región, y la verdad es que vale la pena dedicarle algún día. Aunque no sea muy grande, pasear por sus callecitas, visitar el mercado, o subir hasta la estatua de Buda para contemplar las vistas, ya recompensa el hecho de llegar hasta allí. Es también donde se encuentra el aeropuerto, vía de llegada de la mayoría de personas que visitan el lago Rara.

casas Jumla
Techos azules de las casas de Jumla, desde la estatua de Buda

A todo esto, mi compañero de travesía y yo únicamente nos habíamos ahorrado un día de autobús de los tres necesarios para llegar hasta la carretera principal. En nuestro propósito de no coger el bus, hicimos autoestop con un camión que nos llevó los dos días restantes hasta Surkhet. Al menos, de esta manera, nuestras rodillas no sufrían. ¡Y las vistas son mucho mejores!

atardecer oeste Nepal entre montañas
Vistas del atardecer entre las montañas desde la parte trasera del camión

Descárgate los marcadores o consulta el mapa

Puedes descargarte los marcadores para Maps.me aquí. O consultar el mapa y guardarlo en Google Maps:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.